Imagen. Moneda de cuatro aúreos de Octavio César Augusto, Museo Arqueológico Nacional, Inventario 1921/9/1.

En esta excepcional mna cuidada y juvenil cabeza de Octavio, que tenía entonces 36 años, preside el anverso, acompañada por un pequeño capricornio, alusión a su signo zodiacal. La leyenda cita su séptimo consulado y permite fechar la emisión en 27 a.C., precisamente cuando recibió el título de Augusto.

El mensaje último de la moneda se revela en el reverso: la inscripción AEGYPTO CAPTA, “Egipto conquistada”, y el hipopótamo, animal característico del Nilo, conmemoran la conquista de Egipto tres años atrás, tras la victoria sobre Cleopatra y Marco Antonio en Actium en 31 a.C. La anexión del último reino surgido de la herencia de Alejandro Magno marcó el momento crucial del ascenso de Octavio: a partir de entonces, su nombre y titulatura -imperator Caesar Augustus- se convirtieron en sinónimo del poder en Roma.

Volver

error: