La iconografía cristiana es el estudio de las representaciones pintadas ó esculpidas que se refieren á la religión, el conocimiento de las imágenes y de los atributos que las caracterizan. La representación de los tipos religiosos ha sufrido trasformaciones que responden á la época en que aparecieron.

Antes de examinar especialmente cada uno de estos tipos conviene indicar algunos caracteres generales: el más importante es el nimbo, aureola en forma de disco que acompaña la cabeza de los personajes divinos ó de los santos.

En las religiones antiguas, y sobre todo en Asia, el nimbo era la característica del poder. Lo llevan lo mismo los reyes que los dioses. En el arte cristiano es el atributo ordinario de la santidad: aunque esto no es una regla absoluta, porque el diablo está con nimbo algunas veces; pero esto es una excepción muy rara.

En el arte cristiano hay diferentes caracteres que sirven para reconocer á los personajes sagrados. El nimbo crucífero es el atributo exclusivo de la divinidad; es redondo y está dividido por dos barras que se cruzan como una cruz griega. Cuando esta especie de nimbo es dado á un santo, hay que atribuirlo á ignorancia del artista. El nimbo triangular se aplica también á Dios, porque expresa la Trinidad. Los ángeles, los apóstoles, los santos, están adornados del nimbo circular, pero de campo unido, así como las personificaciones de las virtudes.

El uso del nimbo no se hizo definitivo hasta los siglos V ó VI.

error: