EL VINAMELAGRE Y SU ETIQUETA. Parece que la hidromiel fue la primera bebida alcohólica que conoció la humanidad. La hidromiel se obtiene de la fermentación alcohólica de la mezcla de agua y miel. Una segunda fermentación, en este caso acética, produce el vinagre de miel. Si la hidromiel se supone que fue la primera bebida alcohólica que conoció la humanidad, lógicamente se cree también que el de miel fue el primer vinagre que fue producido. Se estima que al menos tiene 5.000 años de antigüedad y ya fue utilizado en Egipto. Por esto a veces se le llama “vinagre de los egipcios”.

El vinamelagre es sustancialmente un vinagre de miel al que no se puede llamar “vinagre”. La legislación considera que un producto es un “vinagre” cuando tiene más de 5 grados acéticos. Y este producto tiene 3,5 grados acéticos, razón por la cual no se puede decir que es “vinagre”. Se ha buscado por tanto otra denominación alternativa, el “vinamelagre”. Además, este producto tiene una innovación con respecto al vinagre de miel tradicional: a la mezcla de agua y miel se añade vino blanco ecológico. No lleva ningún componente más.

En el verano de 2019 se produjo el peor incendio en 20 años en la ribera del Ebro de la zona de Tarragona. Ocupó la portada del telediario durante varios días. Todos podemos imaginar lo que debe de ser esto para un apicultor. Y pensamos que la forma de ayudar era hacer pedidos. Esta fue una de las principales razones por las que se seleccionó en vinamelagre de Somper frente a otros -también- excelentes vinagres de miel.

¿Por qué se escogió esa etiqueta?

Nos pusimos a buscar postales con la propia base de la que parte todo, las flores. Tengamos en cuenta que las postales antiguamente no se enviaban sólo por correo. Generalmente con motivo de una felicitación se dejaban en el buzón o se entregaban en mano. Por esto la inmensa mayoría de las postales, ciertamente, son fotos de ciudades, porque están pensadas para ser enviadas durante una visita a alguien que no conoce esa ciudad. Pero también hay postales simplemente bonitas pensadas para saludar o felicitar, que es el caso de la que lleva esta edición del vinamelagre.

Nos llamó la atención un hecho. En los años terminados en cero, en el comienzo de las décadas, el uso de las postales aumentaba muchísimo. Así desde la invención de la postal en el siglo XIX hasta 1970, último año en el cual la postal dejó de reflejar el cambio de década y las cifras de su uso se convirtieron en las habituales de cualquier otro año.

¿Por qué se producía este hecho?

Dada la esperanza de vida de la época, tal vez un cambio de década era comparable a lo que hoy es un cambio de siglo. Cuando se inventa la postal, una persona podía tener la esperanza de vivir de forma consciente dos o tres cambios de década. El cero en el calendario, por tanto, era algo que pasaba muy pocas veces durante la existencia. Tal vez por eso surgió la costumbre de entender de forma especial este momento. Y tal vez por eso había más movimiento, más agitación, y por lo tanto más postales de felicitación y saludo.

En el año 1950 alguien coloreó una postal con la imagen de una mujer. Lleva un ramo de flores. No sabemos si entra o sale de una habitación. Ese es su secreto.

¿Saber más cosas?

ELIGIENDO LA ETIQUETA… No es fácil elegir una postal con flores, hay decenas y decenas de maravillosas alternativas. A continuación algunas, sólo algunas, de las que pudieron estar en la botella.

EL EFECTO DECADA. El efecto década se apreció contando las postales que se ofrecían en abril de 2019 en uno de los portales de compra-venta de segunda mano más conocidos. En principio, es de suponer que si hay muchas postales a la venta en un año y menos en otros es porque en un año se produjeron más postales que en otro. En el caso del “efecto década” se aprecia claramente que, hasta 1970, siempre que el año termina en cero el volumen de postales disponibles (y es de suponer que editadas) aumenta de forma muy significativa.

error: