Hemos hecho una caja con unos cuadros de playa de Sorolla

Y después unas fotos

La caja y la huerta

La caja y el mar

Y, por supuesto, la caja y la playa

Más información

Por alguna razón, no es frecuente que se utilicen las modernas técnicas de reproducción en madera para fabricar objetos que se vendan en los museos. El acabado, sin duda, no es el mismo que el del original, y ni siquiera es el acabado -más fiel- que puede obtenerse utilizando otras técnicas. Pero parece que no por ello la reproducción en madera deja de poder tener un espacio en la tienda de un museo. Ofrece cosas distintas de lo que es la plasmación realista de una imagen. Por ejemplo la caja que presentamos tiene un aroma envejecido, si se quiere nostálgico, que incluso en un pintor tan luminoso como Sorolla produce un bonito efecto. Depende mucho del tipo de cuadro que se pretenda reproducir, su plasmación en madera puede ser más o menos adecuada. Siempre teniendo en cuenta que hay varias técnicas para imprimir artesanalmente en madera y el punto que le da el artesano puede cambiar mucho el aspecto final del objeto.

La caja consta de cuatro cuadros de Sorolla que tienen por temática la playa y de una tapa de castaño que puede utiizarse alternativamente como base. Fue fabricada en Gijón en agosto de 2020. Los cuadros utilizados son:

– «Clotilde en la playa». Inventario CERES 00669.
– «Clotilde en la playa». Inventario CERES 00670.
– «Paseo a orillas del mar». Inventario CERES 00834.
– «Bajo el toldo, playa de Zarauz». Inventario CERES 00887.

El dibujo de fondo del encabezado de esta página, también de Sorolla, es «Costa de Santa Cristina, Lloret de mar». Inventario CERES 00887.

El artesano de Gijón pide por cada caja 12 euros. Dado que se elaboran de una en una, el aumento de producción no reduce excesivamente los costes. En este sentido se considera muy improbable poder reducir el coste de fabricación por debajo de 10 euros contando con artesanos externos. El coste sí se podría reducir si se suprime la tapa o se ponen menos cuadros. No hemos pedido precios a otros posibles fabricantes, pero parece que el precio que se pide es bastante razonable. En internet este tipo de productos se ofertan siempre por encima de 15 euros, siendo habitual un precio que ronda -y frecuentemente supera- los 20.

Por el momento es un prototipo que está expuesto en una tienda de Gijón para conocer las opiniones del púbico. Si algún alumno quiere, le ponemos en contacto con el fabricante para que le haga la caja con las fotos que desee. En principio, parece que pueden elegirse las medidas que se deseen dentro de límites razonables.

error: